Beneficios del sentido del humor

La risa (o el sentido del humor) es un elemento que, históricamente, ha sido difícil de describir, aunque muchos lo han intentado. Se la conoce como una emoción positiva, pero que posee características especiales que la hacen única y, normalmente, aparece relacionada con la alegría y la felicidad.

La risa ha demostrado tener una amplia gama de beneficios para las personas: aumenta el placer, favorece la creatividad y la toma de decisiones, tiene un cierto efecto analgésico, reduce el estrés, mejora la memoria de ciertos eventos…

Un aspecto controvertido de la risa es que puede ser utilizada como un gran «pegamento» social, ya que favorece las relaciones entre iguales; pero también puede generar una gran brecha entre personas, sobretodo si se ríen de alguien, como forma de humillar a otra persona.

No obstante, pese que la risa puede ser utilizada de forma poco cívica, los resultados de las investigaciones muestran que sus efectos positivos superan a los negativos. Especialmente, se han realizado estudios que investigan los beneficios del sentido del humor en los grupos. Los principales beneficios para los equipos son que ayudan a reducir las tensiones entre los miembros, mejoran la comunicación con los compañeros y, así, es más fácil comunicar noticias difíciles. De hecho, esto es tan importante para los grupos de trabajo que, desde Estados Unidos, se ha promovido el Día de la Diversión en el Trabajo (Fun at Work Day), que se celebra el día 1 de Abril.

Ahora bien, ¿cómo mejorar el sentido del humor? Hay múltiples formas muy sencillas para mejorar nuestra apreciación del humor, pero simplemente por citar algunas:

  • Aprender a reírse de uno mismo. Haz un ejercicio de memoria e intenta recordar alguna situación embarazosa de tu vida y ríete de ella. Esto hace que le quitemos peso a lo que nos ha pasado y que aprendamos a focalizarnos en lo divertido del evento.

Me reiré de mi mismo, porque el hombre es lo más cómico cuando se toma demasiado en serio (Og Mandino)

  • Cursos de improvisación o de clown. En este tipo de cursos te enseñan a cómo eliminar esas barreras psicológicas que nos ponemos para intentar «no hacer el ridículo» y, simplemente, ser nuestro «yo» más divertido
  • Busca cosas que afloren tu buen humor. Chistes, viñetas, mascotas… Al aumentar las cosas de tu entorno que te divierten será más fácil que aparezca la risa y el buen humor
  • Rodeate de personas con buen sentido del humor. Una característica fundamental de la risa es que es muy contagiosa. Si no sabes cómo mejorar tu sentido del humor, una forma muy sencilla es tener personas a tu alrededor que lo tengan. Para mostraros el efecto de contagio de la risa os dejo un vídeo muy breve de un experimento social:

Si queréis saber más sobre los beneficios del humor, sobretodo en el ámbito del trabajo, os recomiendo el libro «El sentido del humor: manual de instrucciones» de Eduardo Jauregui

Espero que os resulte interesante el artículo, si tenéis cualquier duda podéis contactar conmigo en mi dirección e-mail (al287477@uji.es)